Soluciones a los problemas de rancidez y decoloración de alimentos

alimentos y cereales

Los antioxidantes son sustancias utilizadas en los alimentos con el fin de aumentar su vida útil al retardar la rancidez, decoloración y deterioro de los mismos.

De forma natural, diversos alimentos como el brócoli, las bayas y el té verde poseen un contenido alto de antioxidantes y son benéficos para la salud del consumidor. Sin embargo, en el caso de otros alimentos (como aquellos ricos en grasas) es necesaria la adición de antioxidantes, de esta forma la frescura de los alimentos se preserva durante un tiempo más prolongado, evitando además la degradación de otros nutrientes del alimento como las vitaminas liposolubles y aminoácidos, y conservando el sabor, olor y color del producto.

En el mercado, es posible encontrar distintos tipos de antioxidantes clasificados según su origen, estos pueden ser sintéticos o naturales.

En la actualidad, los antioxidantes sintéticos son ampliamente utilizados, sin embargo, estudios toxicológicos han demostrado la posibilidad de que estos antioxidantes presenten efectos de toxicidad por su consumo a largo plazo, entre otros efectos fisiológicos. Por lo tanto, cada vez son más las industrias que se suman a sustituir estos ingredientes sintéticos por soluciones naturales, principalmente aquellas destinadas a la producción de aceites y grasas, panadería, productos lácteos y congelados, snacks, cárnicos, confitería y bebidas. Aunado a esto, se estima un crecimiento de hasta el 9.3% en el mercado de antioxidantes naturales en América para el 2020, comparado con el 1.57% estimado para el mercado de antioxidantes artificiales.

categoria de la industria alimentos

Existen antioxidantes naturales que aplicados en una dosis determinada logran ser más efectivos para prolongar la vida útil de un producto alimenticio que su contraparte artificial, demostrando así que el uso de antioxidantes naturales preserva la calidad y frescura de los alimentos.

De esta forma la industria de los alimentos, al seguir la tendencia del etiquetado limpio, demuestra cada vez más el interés por proveer productos con ingredientes naturales, inocuos y de calidad para consumidores cada vez más exigentes.

Si te gustó, ¡Compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn